La moda vintage sigue estando muy presente

 Quizás, a grandes rasgos, no encontraremos diferencias entre la moda que se usaba allá por el S.XIX y la que hoy en día vemos en las tiendas. Era tan cierto aquel dicho de que las modas siempre vuelven, que el toque vintage vuelve a surgir como el ave Fénix.

 

Prendas vintage de moda

 

En el siglo XIX la moda comenzó a ser algo más que llevar unas simples prendas o unos accesorios cubriendo el cuerpo, era todo un símbolo de identidad y de ahí se podían diferenciar las clases sociales…pero no estamos aquí para hacer ninguna diferencia, sino para comentar aquellas tendencias que hoy, protagonizan nuestra vida.
 
vestidos de fiesta en color
 
Una de las prendas que más se usan para que el cuerpo de la mujer se vea mucho más femenino y sobre todo, estilizado, que nunca está de más…era el corset. Seguía  raja tabla eso de que, para presumir, hay que sufrir, puesto que gracias a sus tiras, logramos adaptarlos a nuestro cuerpo para que nos deje una figura de infarto. Un toque sexy y provocativo que viene de siglos atrás.
 
vestidos de las damas famosas
 
Además, no solo se dejaban ver como prenda individual, sino que los vestidos también se permitían el lujo de ceñirse a la cintura para dar paso a una falda muy amplia, que a pesar de ello, no era nada cómoda ya que antes de que las enaguas hicieran su aparición, para conseguir este efecto había que superponer varias prendas. Poco a poco, los vestidos se llenan de detalles y adornos. Así, en épocas de primavera y verano, se dejaban ver algún que otro estampado con flores, que siempre combinaban con los cuellos en color blanco.
 
Complementos vintage
 
 Los trajes de noche solían ser de colores claros y brillantes, aunque el color negro, es el básico por excelencia. Eran un poco más largos que los de día, incluso arrastrando un poco de cola. No podemos olvidar, que en esta parte de fiesta, los vestidos son más escotados, pero necesitan de un complemento imprescindible como son los guantes.
 
vestidos azules de moda
 
Entre los tejidos más usados, se encontraban el raso o la seda y entre ellos, las puntillas que eran la clave principal de cada prenda, así como los pañuelos o las mantillas, que siempre llevarán algún encaje como símbolo femenino. Aunque todas las mujeres, debido a su educación, sabían hacer su propia ropa, lo más adecuado a esta época es que la compraran, de ahí, que como no solamente vivimos de ella, sino también de los complementos, las mujeres burguesas, acompañaban sus vestidos de unos tocados muy originales.
 
Sombreros para bodas
 
Tanto estos tocados como los sombreros, que acompañaban a todo vestido que se preciara, eran bastante ostentosos, llenos de lazos de color o plumas, dándole vida gracias al terciopelo y al tul. Hoy los usamos para las bodas más especiales y siempre de una manera ladeada. También las sombrillas caracterizaban a estas damas que disponían de unos bolsos de mano, atados a la muñeca, siempre que salían a pasear.
 
Tacones elegantes de moda
 
Los zapatos eran principalmente botines, llenos de cordones y con un medio tacón cuadrado. Por lo menos aquí, sí que llevaban la comodidad que no estaba presente en otras partes de la moda femenina de antaño. Desde luego, tenemos que sentirnos afortunadas de haber heredado una moda como esta, tan femenina y con prendas que solo piensan en realzar nuestra belleza. Seguro que en tu armario, tienes más de una prenda de las citadas…¡Qué viva la moda!.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *