Dos mascarillas contra las rojeces

Porque la piel nos puede sorprender cada temporada y es por eso, que ahora con el frío o los cambios de temperatura pueden aparecer las temidas rojeces. Aunque como ocurre con los temas de belleza, siempre hay un remedio perfecto para intentar ocultarlas y como no, eliminarlas. Para ello a falta de uno, te dejamos con dos mascarillas contra las rojeces, además al contener ingredientes caseros será mucho más sencillo y más económico el prepararlas. Solo tienes que seguir las sencillas indicaciones para mimar un poco nuestro rostro y podrás lucir una piel sin rojeces. ¿Comenzamos?.

Mascarilla con miel

La miel contiene numerosos beneficios como vitaminas que serán perfectas tanto para el cabello como para la piel. Así que en este caso, vamos a necesitar también hojas secas de romero. Con ellas tendremos que preparar una infusión, así que llegará con dos vasos de agua que pondremos a hervir. Cuando comience la ebullición, echaremos el romero y retiraremos el agua del fuego, dejando reposar unos 15 minutos. Cuando ya esté un poco más templada debemos de mezclarla con una cucharada y media de miel y un huevo batido. Mezclaremos todo bien mientras el agua todavía esté más o menos caliente.

aplicando el maquillaje

Como ya tenemos todo bien mezclado, ahora es un buen momento de comprobar que el agua esté templada para poder aplicarla sobre el rostro. Como toda mascarilla, lo mejor es que evites la zona de la boca y ojos. La dejaremos una media hora para luego retirarla con agua tibia. 

Mascarilla con plátano

Vamos a seguir con la miel, sí es cierto pero además, le vamos a añadir un ingrediente nuevo como es el plátano. Para ello, necesitamos cortar el plátano en varios trozos y pasar a aplastarlo bien. Para ello no hay nada como un tenedor, porque es muy sencillo de hacer. Lograremos convertirlo en puré y le añadiremos la cucharada de miel.

mascarillas para una piel perfecta

Ahora necesitamos integrar bien los dos ingredientes y para ello, removemos una y otra vez hasta conseguirlo. Nos tenemos que lavar la cara con agua templada y cuando lo hayamos hecho, entonces es un buen momento para aplicar nuestra mascarilla de plátano. Concéntrate en esas zonas donde las rojeces hacen su aparición. En este caso, con solo unos 12 minutos tendremos más que suficiente para que nos haga efecto. Una vez pasado el tiempo solo tenemos que retirarla con un poco de agua tibia. Ambos ingredientes son perfectos para cuidar nuestra piel ya que la van a hidratar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *